Seguidores

viernes, 11 de diciembre de 2009

Yo tardé cuatro años


Últimamente he leido a algún amigo que se está planteando correr un maratón.
Os voy a contar mi experiencia porque me siento identificado con muchas de las cosas que leo.
A alguno le servirá de motivación y a otros para aprender de mis errores.

Decidí que correría un maratón casi desde el primer día que empecé a correr.
Aquél primer día corrí 11 minutos en el parque de Berlín. No pude correr un metro más.
Me ahogaba, sentía un sabor extraño en la boca y me picaba todo el cuerpo.
Estas sensaciones, si estás empezando a correr las conoces, desaparecen al poco de empezar a entrenar.

Evidentemente, no me planteé correr Mapoma el primer año.
La idea inicial era apuntarme en dos años. Como veréis me costó un poco más.
No hubo plan, ni lecturas, sólo correr y correr.
Durante un año me hice un master en trote cochinero. Al poco tiempo descubrí que podía correr a un ritmo de 6´ el kilómetro lo que yo creía que era indefinidamente.
Inocentemente pensaba hacer algo próximo a 4 horas 10.

- El segundo año. Con dos medias de Madrid a mis espaldas me animé a apuntarme a Mapoma.
Quince días antes de la carrera pisé una piña. Asistí a la maratón en la puerta de mi casa animando con mis muletas.

- El tercer año me volví apuntar, ya con cuatro medias a mi espalda. Entre ellas la de Fuencarral en 1h 59´.
En esta mi primer maratón descubrí dos cosas:
1) Si pesas 80 kilos la maratón no es un problema de resistencia anaeróbica. La maratón es una prueba de resistencia muscular. Se me fue acortando la zancada desde que entré en la casa de campo hasta que me tuve que parar a estirar.
2) No te pares a estirar. Si te quedas frio no arrancas. Salí andando de la casa de campo y, acompañado por mi entonces novia, me hice 11 kilómetros andando. Acabé en más de cinco horas.
Tuve que llevar muletas tres días.

- No fue hasta el cuarto año que pude terminar la carrera sin pararme.
Entonces acabé en 4h 30´. En ese año lo único que había cambiado es que hice muchas más pesas y abdominales.
Sólo llevé muletas un día. Tarde una hora y media en llegar al coche, estaba a 800 m de la meta.

El que me saliera un maratón donde quedase satisfecho ya me llevó un poco más.
Pero eso es otra historia...

21 comentarios:

  1. Bonita historia de empeño en conseguir un propósito. Hay multitud de historias diferentes. Leía el otro día que cuando alguien decide correr una maratón lo primero que hay que preguntarle es porqué. Normalmente uno no se levanta un día de la cama y dice que quiere correr una maratón, es un pensamiento que va rumiando poco a poco y cuando se ve más o menos listo se lanza al ruedo. Las maratones "a las bravas", por chulería, por apuestas, por decisiones no maduradas, etc. dan malos resultados. Y creo que cualquiera con un mínimo de preparación física y unos meses de preparación dependiendo de la base que traiga puede acabar una maratón en el tiempo limite que dan los organizadores. Está en nuestros genes. Eso sí,no importa lo rápido o lento que uno la corra, cuando llegas a la linea de meta tu vida ya ha cambiado para siempre.

    ResponderEliminar
  2. Creo que voy siguiendo los mismos pasos, jeje. Ya llevo un año corriendo, el sueño de la maratón está ahí pero no tengo prisa en cumplirlo. Todo llegará.
    Muy chula la historia!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Risco, gracias por los ánimos :)
    Yo creo que tienes afición por las muletas...

    En serio, espero aprender mucho de todos vosotros para llegar a mi primera mapoma en condiciones de acabar dignamente y contento. Tengo cinco meses para ello. Y agradeceré si leyendo mis comentarios durante ese período me dices que a)cambie tal o cual pauta, b)me lo piense, que no voy bien, c) ni de coña la corra...

    Un fuerte abrazo. Nos vemos en Aranjuez antes de la carrera, que me da que durante ella, vas a estar un pelin por delante de mí...

    ResponderEliminar
  4. Pues no sé que decirte.... me acabas de meter un miedo en el cuerpo... La experiencia es muy interesante y se pueden sacar muchas conclusiones. Yo me miro mucho en gente como tu. Por favor no dudes en seguir contando cosas de tus encuentros y desencuentros con la maratón. Yo, si lo consigo, voy a tardar 5 años y 9 medias

    ResponderEliminar
  5. Como bien dices hay mucho de historia común en la evolución como corredor. Es una gran carrera, todo lo que rodea al Maratón es emocionante, hace vibrar, acabarlo es la leche y espero que poco a poco nos salga un maratón donde quedemos satisfechos.

    ResponderEliminar
  6. El maratón es diferente a todo lo demás. Hay que correr alguna. Yo tardé 14 meses en correr la primera. Todo depende de lo preparado que esté uno, pero una cosa está clara, preparado hay que estar,porque es muy duro correr 42km...

    ResponderEliminar
  7. Tomo nota, también pienso en cada rodaje en el día que voy a atacar el maratón.
    Yo había pensado pedir el día siguiente de vaciones ... pero no había pensado en las muletas ;-)

    ResponderEliminar
  8. Entonces lo que dices es que me vaya comprando unas muletas ya, no?

    De todas formas, muchas gracias por los consejos y espero que nos sigas abriendo los ojos a los que debutaremos en 2010.

    ResponderEliminar
  9. Vamos a ver, vamos a ver…………………………….
    No pretendo ni muchísimo menos dar consejos en esto del correr, pues el que se las de de experto se pega cada ostia que casi se mata (empezando por mi mismo), pero…..
    Mi primera carrera fue un maratón, la acabe, la acabe dignamente 4:04, y me enganchó esto de por vida, y eso que jugaba la futbol en regional, pero después de 11 años jugando y recibiendo patadas por los campos y correr un MAPOMA, lo tuve claro, esto es lo mío.
    Eso si, había hecho deporte toda mi vida, entrenando y jugando al fútbol entiendo que no partí de cero en eso, pero carreras, entrenos, distancias, ritmos, etc etc, NI PUTA IDEA.
    Cuando hice mi blog el primer post fue la historia de mi primer maratón:

    http://canalillogarden.blogspot.com/2009/01/correr-fondo-o-como-empez-todo.html

    Con esto quiero decir (sin dármelas, repito, no pretendo ir de guru en esto), que a la maratón hay que tenerla respeto, mucho respeto, pero nunca miedo, jamás.

    Entiendo Risco que leyéndote todo ha sido un cúmulo de muy malas circunstancias, que por supuesto también sirven para aprender, pero también el curriculum en esto del correr se hace a base de decepciones, que de esas hemos tenido todos, y el que lo niegue miente como un bellaco jajajaja.
    Cuidate Risco
    Rafa

    ResponderEliminar
  10. Bueno,
    Mi intención no es asustar a nadie.
    Esto va de motivación. Si te caes te levantas y aprendes de tus errores.
    Partiendo de la peor forma posible se puede correr una maratón. Pero tómatelo con calma, no desesperes y déjate asesorar.

    ResponderEliminar
  11. Risco, muy bien tu historia maratoniana... y que mala pata en momentos claves.
    Como dice Rafa, al Maratón respeto, pero no miedo.
    En mi caso, corrí mi primer Maratón sin base de entrenamiento y lo acabe (año 1978), eramos mas burros...
    Slds

    ResponderEliminar
  12. Interesante historia Risco, lo importante de todo esto es que aún sigues gastando zapatillas y tu fuerza de voluntad es un espejo donde nos miramos muchos....

    Gracias por compartirlo
    Quique

    ResponderEliminar
  13. Me pareció muy interesante lo que cuentas la primera vez que lo leí. Y me gustó. Ahora he tenido que volver a leerlo. ¡Genial, Risco! ¡Genial! Lo bordas.

    Me reflejo en lo que cuentas y extraigo la moraleja que transmites. Puedes estar seguro.

    Gracias, pero sigue contando más cosas como esta, por favor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Como yo soy de esos que quieren debutar este año, tomo buena nota. Me parecen consejos muy prudentes y, como otros, pienso que estas historias hay que compartirlas
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Hombre Risco, creo que tambien has tenido un poco de mala suerte.

    Estoy con Rafa y Jaime, Respeto pero nunca miedo... Lo que no se puede hacer es ir a correr los 42 km sin una preparación adecuada, y más ahora con la información que tenemos.

    Asi que mucho ánimo a todos los que quereis debutar en el 2010

    ResponderEliminar
  16. Risco,

    Yo tambien hice mi primer post del blog tras la primera maratón. Igualmente estuve dos dias con muletas. De la segunda aprendía. que hay que dismitificar la distancia, sin perderle el respeto , pero quitarle hierro. está al alcance y se puede hacer. Preparación física, gimnasio y preparación sicológica. Motivación motivación y motivación. No hay mas. ahora con 46 años estoy planteando el ironman, para cuando sea mayor:-)

    ResponderEliminar
  17. ¡Muchas gracias por tus consejos! No caerán en saco roto. A ver si me estreno con algún maratón en el 2010. ¡Ganas no me faltan!

    ResponderEliminar
  18. Um dia irei a Espanha pra te conhecer e correr ai

    ResponderEliminar
  19. Fantástica descripcción de lo q es una adaptación a la maratón. Yo llevo 2 medias y ni me planteo hacer la maratón, ya llegará, si llega pero cada vez disfruto mas corriendo, me lesiono menos y no tengo prisa. Con poder salir a correr un rato y volver medio normal, es un placer. Yo hago mas cicloturismo pero en invierno intento correr un par de meses y acabar alguna media. Ayer hice 1,45, 10´minutos menos q el año pasado, quien sabe si en dos años mas mi cuerpo podrá acabar la maratón. No hay q obsesionarse. UN PLACER TU BLOG!!!!

    ResponderEliminar
  20. Yo soy un caso raro. El febrero de 2006 me compré unas zapatillas y empecé a correr. Quince minutos eran una eternidad. En noviembre del mismo año hice mi primer maratón en Nueva York en 3h22 con 9 meses de entreno...

    ResponderEliminar
  21. Hace falta que la gente que lleva mas tiempo sepa poner los pies en el suelo a los que nos puede el ímpetu.

    Me ha gustado tu iniciativa de este post, Risco.

    ResponderEliminar

¿ERES UN ROBOT?
La verdad, molaría un montón. No sé, Bender, C3PO o el Asimo ese que parece gilipollas. Si eres un robot deja un comentario.
Si eres de esos que corren pues también. Eso sí, repite en alto FIRULILLO y TISSAPONDRIO