Seguidores

lunes, 18 de enero de 2010

Querida pierna:

Nunca has sido mi parte preferida del cuerpo, y ni mucho menos, la que me ha dado más satisfacciones.
Pero reconocerás que siempre te he tratado bien.
Incluso, cuando de niño, demostraste tu incapacidad para el fútbol a pesar de la ilusión que le puse.

Por eso, si tu quieres seguir siendo pierna y yo corredor tienes que volver a funcionar como hacías.

A cambio yo prometo tres cosas:
- Abandonar mi máxima de lo que no se dobla no será estirado.
- No volver a bajar escaleras de tres en tres y fortalecer los músculos que te sostienen.
- Descansar al menos un día si estás muy cargada.

Y la pierna me saco, o yo a ella, 4 kilómetros el Viernes sin molestias y 1 hora ayer Domingo durante 10,4 kilómetros sin mayores problemas. Un poco angustiosos eso sí. Voy todo el tiempo buscando y midiendo las distintas tensiones que por correr se producen, y por las qué en circunstancias normales, no perdería un segundo pensando.

Por la tarde la parte de la fascia estaba un poco más cargada que su gemela y le di calor y estiramientos. No parece que me vaya a impedir salir otra hora el Martes. Probaré también a empezar a hacer algo de gimnasio.

26 comentarios:

  1. Risco, felicita a tu pierna de mi parte. Dila que se ha portado bien, y que siga así, no sólo el martes, sino todos los días que salgas a correr.
    Me alegro mucho, ánimo, prudencia y no te obsesiones con las molestias.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. casi que prefiero no saber cual es tu parte preferida de tu cuerpo...

    Me alegro de que poco a poco vayas mejorando, aunque imagino que no harás Getafe? Tu cuidate y nos vemos pronto

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me alegra ver que todo va mejor, ahora espero que tu otra pierna no coja envidia, cuídame a las dos por igual.
    Slds

    ResponderEliminar
  4. Querido corredor. Aquí tu pierna al habla.
    Te voy a dar una oportunidad. Me voy a fiar de ti esta vez. Cuídame. Y dame suficiente descanso. Lo que más me gusta es descansar un día entre carrera y carrera. ¿Lo pillas? No me fuerces o me pongo rebeldona. Y ya sabes que eso no te conviene. Vamos a comportarnos como adultos, respetándonos. ¿Hace?

    ResponderEliminar
  5. "Mi cerebro es mi segundo órgano favorito" Woody Allen, 1973.

    Animo, que ya verás que vás saliendo hacia adelante.

    ResponderEliminar
  6. Risco, cuida bien a tu querida pierna, porque estamos condenados a vivir con ellas de por vida. No hay recambios. Saludos y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  7. Poco a poco te iras relajando y te dejará de doler y te olvidarás de ella, somo así de desagradecidos.

    ResponderEliminar
  8. Tú y tu pierna formáis un equipo indisoluble, aunque a veces a ésta le dé por fastidiar un poco, pero es que a veces la molestamos más de lo que deberíamos. Sin embargo, gracias a tus mimos y cuidados está empezando a responder, así que mucha paciencia!!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Muy bien Risco, vuelve a estar en marcha.

    Es normal comerse un poco la cabeza, después de semanas aún sigo con mucho cuidado con la rodilla procurando no hacer ningún gesto extraño.

    ResponderEliminar
  10. Creo que ella sabe que si te falla no vas a tener el coraje de cambiarla, así que ya ves: tienes poca capacidad de negociación
    Mejórate

    ResponderEliminar
  11. Dile a tu pierna que si no empieza a funcionar ya la cambiamos por una de cordero.

    Poco a poco.

    ResponderEliminar
  12. Risco, recuerda que la comunicación tiene que ir en ambos sentidos, además de hablarle, también tienes que escucharla y entenderla :-)
    Espero que vayas mejorando.
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  13. Anima a esa pierna, hombre, que está esperando tus mimitos!! jejejejeje...

    saludos!

    ResponderEliminar
  14. No hay como la buena educación para dirigirse a tu propia pierna. Mimasajiste me dice que para la fascia lata es bueno hacer pocos kilometros pero a buen ritmo ¿?

    ...tendrá razón...?

    un saludo,

    ResponderEliminar
  15. Si es que no hay nada como las palabras cariñosas...

    Cuidala mucho que tenemos competiciones muy pronto y esperamos verte pronto por ellas.

    Un abrazo Risco!!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Risco, me alegro que vayan pintando mejor las cosas. Si me permites un consejo, no metas gimnasio hasta que no estés recuperado del todo, ya sabes que se deja de estar lesionado cuando no sé piensa en la lesión, mientras te acuerdes de ella por cualquier circunstancia, estarás lesionado.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Está visto que tienes poderes de convicción. Sigue hablándole y prométele paraísos y verás cómo responde.

    Me alegr de de vaya mejorando la situación.

    ResponderEliminar
  18. Haremos caso a Miguel.
    Pero se me va a poner la parte de arriba del Arnold ese como no vuelva a las piernas.
    El Sábado 90 Kilos en press banca 4x.y subiendo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Risco, me has abierto los ojos, yo no le he pedido amablemente a mi talón que nos llevemos bien, y lo único que hago es forzarle.....

    Voy a usar tu estrategia....gracias.

    Me alegro que vayas mejor y tu querida pierna te deje correr...bien!!!!

    Un saludo
    Quique

    ResponderEliminar
  20. Hola Risco

    Esa pierna ya está recuperada pero no abuses, poco a poco. Dentro de pocos días a disfrutar de las carreras.

    Gracias por tu felicitación

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Ahora, tus plantas tendrán envidia... Venga, en Getafe a tope...
    Slds

    ResponderEliminar
  22. Tranquilo que todo vuelve a su sitio tarde o temprano estarás recuperado y disfrutando,sólo falta paciencia que es la reinan de todo desespero,ánimo y suerte.

    ResponderEliminar
  23. Bueno pues si eso funciona, tendremos que aprender a hablarle al cuerpo.
    Yo siempre digo que hay que escucharle, ahora no solo basta con eso, también hay que hablarle.
    Joder que complicado es esto a veces.
    Cuidate Risco y me alegro por la mejora.
    Rafa

    ResponderEliminar
  24. Enhorabuena Risco ,eso es una buenisima noticia,me alegro que exista ese entendimiento entre tu pierna y tu.

    Un saludo y ya sabes...cuidala.

    ResponderEliminar
  25. Ya ves, unos empiezan corriendo bajo la lluvia un domingo a las 9 de la mañana, y terminan hablandole a su pierna.
    Esto no tiene límite...
    Un abrazo, y que recuperes pronto.
    GG.

    ResponderEliminar

¿ERES UN ROBOT?
La verdad, molaría un montón. No sé, Bender, C3PO o el Asimo ese que parece gilipollas. Si eres un robot deja un comentario.
Si eres de esos que corren pues también. Eso sí, repite en alto FIRULILLO y TISSAPONDRIO