Seguidores

jueves, 15 de julio de 2010

Afilando las garras

A eso dedico el tiempo libre, que no las vacaciones que no han empezado todavía.
Corro poco y afilo las uñas de cara a la próxima temporada.
Como ejemplo mi entrenamiento del Lunes. Corrí un poco, aproximadamente tres metros, y afilé las garras contra el bordillo, rugoso, de la piscina. Eso produjo lo siguiente: Pérdida de una uña, cara de preocupación, y multisaltos con el pie contrario mientras se señala herida con la mano derecha. Es importante acompañar el entrenamiento de gritillos histéricos. Dura la vida del corredor.

14 comentarios:

  1. Buen entreno para endurecer los pies y evitar despues las ampollas, a cuidarse que queda lo mas duro.

    ResponderEliminar
  2. Una uña que menos que se te hará negra.....cuidate kiko

    ResponderEliminar
  3. Se te ha olvidado indicar el ritmo x km. de tu entreno....

    ResponderEliminar
  4. Natación y running, encima doblando el tío

    ResponderEliminar
  5. Que dura es la vida en una piña debajo del mar.

    ResponderEliminar
  6. Lo que eras y en lo que te has convertido...

    ResponderEliminar
  7. Fijo que has cambiado de talla de zappa

    ResponderEliminar
  8. Miedo me das Risco, tiene pinta que la próxima temporada los objetivos son de los grandes!
    bss
    Tania

    ResponderEliminar
  9. Risco, necesitas un objetivo ya. Y que sea de 21 kms para arriba, a ser posible Maratón o Ultra de Montaña. Confiésate con RA y él te dará la guía para arreglar tu vida.

    ResponderEliminar
  10. Tu no sabes que hay que ponerse zapatillas para correr....de todas maneras, es una forma de perder peso, una uña menos...

    Un saludo
    Quique

    ResponderEliminar

¿ERES UN ROBOT?
La verdad, molaría un montón. No sé, Bender, C3PO o el Asimo ese que parece gilipollas. Si eres un robot deja un comentario.
Si eres de esos que corren pues también. Eso sí, repite en alto FIRULILLO y TISSAPONDRIO