Seguidores

viernes, 23 de diciembre de 2011

Mensajes Navideños

Tiempo de mensajes absurdos llenos de buenas intenciones para el año que empieza.
Allá vamos:





lunes, 19 de diciembre de 2011

Rumbo a Paris. Semana 2

El pulsímetro dice que ésta ha sido la semana en que más me esforzado desde que corrí la última maratón en Mayo.
Y eso que el no sabe lo de la dieta y el frío.

Han sido cuatro días: Dos de doce kilómetros a ritmo fácil y dos de calidad. De ellos uno de media hora a ritmo de umbral y otro de 5 x mil.

A mitad de semana note la falta de energía por culpa de la dieta paleolítica. No confundir la paleo dieta. La dieta paleolítica (o de hombre cavernario) consiste en comer únicamente lo que se caza. No ha habido mucho entonces, el jueves insulté a una liebre.

martes, 13 de diciembre de 2011

El corredor constante

Los corredores habituales somos gente constante. Si decidimos que vamos del punto A al punto B vamos "por mis huevos". Así de simple. Y ya puede llover, nevar, hacer viento o calor.
No, hoy no voy a hablar de mi, sólo decir que mis doce de hoy me han cansado más de lo que esperaba.

Hoy os vengo a hablar de los corredores (y ciclistas) de Chicago  que el pasado mes de Septiembre se encontraron que el lago Michigan se desbordaba por el temporal e invadía el carril bici. No debería de ser esa una buena razón para dejar de ir de A a B. El del segundo 36 tiene premio doble.



lunes, 12 de diciembre de 2011

Rumbo a París. Semana uno.

En la primera semana hay que cumplir como sea. Y así lo he hecho siguiendo como me había previsto el plan de JD.
El año pasado sufrí mucho (mentalmente) para poder hacer un plan de cinco días, así que me voy a quedar en cuatro a la semana. Me vendrá bien sobre todo en semanas de mucho trabajo (o tensión) porque con cuatro siempre se puede recuperar.

He subido el kilometraje hasta los 46 kilómetros con tres salidas a ritmo fácil de 12 kilómetros cada una y acabando el Domingo con 10 de los que 30 minutos tocaba hacerlos a ritmo de crucero. Ritmo dentro de lo esperado a 4´56´´ (ay!!). Y es que los cruceros hacen ritmos de crucero y los cargueros ritmos de carguero. ¡Tengo más manga que eslora!.

viernes, 9 de diciembre de 2011

Luces para la bici.

Esto le veía el otro día y la verdad es que mola. No es que ande mucho en bici de noche pero si no son muy caras es una buena posibilidad.


martes, 6 de diciembre de 2011

Me he comprado una maratón

Antes de nada me disculpo diciendo que he estado muy liado. Así, la semana pasada estuve un día en Holanda, otro en Bélgica, vuelta a Holanda, y el cuarto día estaba tan resfriado que mejor ni recordarlo. He de decir que las zapatillas me acompañaron en todo momento, si bien, el que se quedaran en la maleta disminuye un poco los efectos del entrenamiento.

A lo que voy. Tenía que pasar. De la más absoluta miseria surge un corredor que fue y va camino de la séptima. Hoy he empezado el plan de Jack Daniels de no sé cuantas semanas con doce kilómetros nocturnos (hoy también me ha tocado trabajar). Aquí lo pienso ir contando.

martes, 22 de noviembre de 2011

La posesión

Poseído por el espiritu de las carreras pasadas he salido disparado a inagurar la tercera semana de un plan que para no ser cansa cómo si lo fuera.

Series de uno y dos minutos. No sé que cansa más pero, al final, con la satisfacción que sólo puede dar el esfuerzo. El pulsómetro me ha puesto un 159 y yo lo he puesto perdido de agua. Hasta ahí podíamos llegar.

domingo, 20 de noviembre de 2011

Despacio y con pausa

No tengo la sensación de haber avanzado mucho desde la última vez que escribí. Pero a lo mejor me equivoco así que será mejor que cuente a qué me he dedicado.

Las plantillas parecen que funcionan mejor, las he retocado dos veces y las molestias en el los aquiles- las que más me preocupaban- han remitido en un 90%. Las rodillas también han mejorado aunque aún tengo unas sensaciones extrañas.Será porque nunca he sufrido de rodillas que las miro y las remiro.

El esfuerzo de estas tres semanas no ha estado mal del todo. Creo que he cumplido con lo que el " no plan" decía y me he esforzado en hacer series a ritmos de rodajes de otros años. Claramente no he encontrado "toda" la motivación necesaria para : Primero adelgazar y segundo correr más rápido. O al menos no la he encontrado todos los días. Y es que la palabra que define estas semanas es inconstancia.
Sabiendo que no llegaba a la temporada de los 10K me encuentro un poco en tierra de nadie.

domingo, 30 de octubre de 2011

1,2,3,4 Probando, probando...

Soy un alumno aplicado y salgo a probar mis plantillas, si no a diario, sí cuatro veces en la última semana. Por cuestas, por tierra, por el carril bici, despacio, despacio pero cansado, más cansado y menos despacio. Se hace lo que se puede y se disfruta como se debe.

Los aquiles ya casi no me molestan por lo que estoy bastante animado. No me hago planes, por ahora, pero espero ponerme en forma rápidamente. Siento no acompañar a unos cuantos en sus carreras de diez kilómetros pero es que estoy, como quién dice, acabando el mes de Agosto. Llevo un retraso de dos meses.

Esta semana que empezamos la calabaza con patas volverá a rodar e incluso piensa en hacer unas series para ver como se descoyunta una articulación.

martes, 25 de octubre de 2011

Del efecto mariposa y las plantillas pulidas

Fiel a mi promesa al herrero me estoy aplicando a lo de probar las plantillas. Ya van tres días en los que he salido a correr. ¡Cómo me gusta correr!. Y eso que voy despacio.

Es curioso cómo un pequeño cambio en la plantilla hace que los musculos y tendones que sentía antes sean sustituidos por otros ligeramente distintos. Y es así que a cada rato me sobresalto con una sensaciones que me esfuerzo en saber si son normales. Me pregunto si el cambio de un milímetro no generará otro mayor en alguna articulación que hasta ahora funcionaba. Pero , por otra parte, parece que alguno de los dolores en la rodilla o en el aquiles desaparecen. O al menos eso espero mientras también espero  no haber desencadenado algún efecto secundario del tipo terremoto en Malasia, que me salga barba o se me caiga el pelo.

jueves, 20 de octubre de 2011

Mi visita al herrero

Ayer visité al herrero para que "replantillase" mis plantillas. Ha hecho unos cambios y me ha dado unos consejos.
Me he comprometido a probarlas con entrega las próximas tres semanas. Hay momentos en que tengo muchas ganas de correr pero sé que me va a costar volver a coger el hábito. Y eso si todo va bien...
Me ha dicho también que tengo que estirar más. Debate abierto otra vez con los estiradores y los contrarios.
Lo que sí parece es que el dolor en la rodilla se relaciona, además de con las plantillas, con una contractura del cuádriceps.

Dicho esto confieso que hoy no ha sido el primer día. Y es que cuesta, cuesta y cuesta.
Tengo que volver a cambiar de rumbo.

lunes, 17 de octubre de 2011

Todavía por aquí.

Más de uno habrá deducido que si escribo tan poco es porque tengo poco que contar. Y que eso se debe a que no estoy corriendo. Y la respuesta suele ser entonces una lesión.

Y esta vez no es algo que haya llegado sorpresivamente sino que cada vez que intento subir un poco el esfuerzo el tendón de aquiles y las rodillas me dan un aviso que llega, curioso, el día siguiente.

Achaco esto a las plantillas que no parece que me estén favoreciendo mucho este año. A grandes males grandes remedios. No, no me las puedo quitar, después de tanto tiempo con ellas sería como un caballo sin herrarduras. Esta semana visita al herrero. En fin...

lunes, 3 de octubre de 2011

Semana dos en revisión

Si echo la vista atrás la segunda semana me deja buen sabor de boca. Y eso es porque, al final, me salieron cuatro días con los dos que tocaban de calidad.

No es mucho pero lo que empezó sin muchas ganas acabó mejor a base de hacer todos los días lo que tocaba.

Y es que el no estar preparando nada ni tener objetivo dificultaba un poco la motivación. Algo que parece solucionado desde que seguir el plan se ha convertido en un objetivo en sí mismo.

Los dos días de calidad consistieron en un día de sprints de 200 m (que se quedaron en siete) y en otro de media hora a ritmo de umbral. Poco a poco.

lunes, 26 de septiembre de 2011

De vuelta, toca repetir.

Has sido diez días sin correr entre sustos y viajes. Pero el Domingo llegó el primer rodaje y lo definiría como un día de ritmos malísimos y sensaciones buenísimas. Y es que vivo un poco en una nube gracias al peso que me he quitado de encima.

Pero toca decidir en que punto retomo el plan. Y no puede ser otro que donde lo dejé. Así que, regresando al pasado, vuelve otra vez la semana dos del plan de Jack.

Tampoco hacía falta que el verano se quedase a esperarme. Pero como si de una broma se tratase hoy he corrido en Octubre a 26 grados a las nueve de la noche.

martes, 20 de septiembre de 2011

Susto y seguido

Han sido unos días difíciles. Sin correr y desconectado de todo menos de los malos pensamientos.
Y es que he tenido un susto de los gordos.
El jueves pasado tuve un síntoma de esos que no puedes dejar pasar. En un primer momento pedí hora en el médico pero el Viernes por la mañana tuve otra hemorragia y decidí irme al hospital.
La verdad es que, aunque un poco nervioso, estaba convencido que el especialista me diría que era algo sin importancia.

Pero no. Lo que me dijo es que me tenían que hacer una colonoscopia urgente el lunes.
Con el susto en el cuerpo el fin de semana no fue fácil.

Afortunadamente,cuándo desperté, ayer por la tarde, me dieron las mejores noticias. No había ningún problema más allá de una pequeña fisura. Mi vida había vuelto a su vía habitual.

Lo de correr aún tendrá que esperar unos días. No por nada sino porque mi recuperada agenda laboral me lleva esta mañana a Escocia y no volveré hasta el Viernes. Pero el Sábado volveré a correr.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Revisamos la primera semana

El lunes me comí una patata. Sólo una. La segunda me miró desde el plato segura de que no sería capaz de dejarlo en ese punto. Estaba equivocada. Y esa fue la fuerza de voluntad que me ha permitido completar la primera semana de un plan que, con muy mala idea, tiene tres días de calidad en la primera semana.

Llamaremos calidad a un esfuerzo algo más allá de lo habitual porque me he limitado a marcar los golpes en el saco de boxeo. Así, el primer día hice siete series de un minuto descansando otro, el tercer día dos millas a ritmo de umbral (algo alto está ese umbral todavía) y ayer series de 2 minutos, 1 minuto, 30 segundos. Y así tres veces.

Positiva la semana, donde lo más difícil fue empezar, porque el final salio rodado a pesar de los tres días seguidos que tuve que hacer.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Hoy empiezo

Hagan juego. Hoy, sin más dilación, empiezo la fase dos del plan de 10K del señor Daniels. No voy a decir que esté bien preparado para ella pero no se puede esperar más.

Hoy me pongo el traje de superheroe- ¡Qué porte!, ¡Qué elegancia!- y salgo a buscar esas sensaciones tan bestiales de los primeros días.

He leído como estaba el año pasado y, la verdad, es que tengo el listón muy alto. Ya veremos.

martes, 30 de agosto de 2011

Ya voy,ya voy... Una semanita más y ya voy.

Jack:
Estoy casi listo. Pero casi que me quedo una semana más en la primera fase. Si hasta el pronóstico del tiempo me dice que ya casi puedo empezar.

No, sigo entrenando, y hay días que hasta me esfuerzo. También me esfuerzo con la dieta y estoy ya en el peso de antes de las vacaciones. ¿Qué si ese es el peso de antes de la maratón?. Pues no. Si es que a veces no te quieres enterar. Solamente he quemado los helados y esas cosas tan ricas.

De los dolores no se que decirte. Tengo los achaques propios de mi peso y edad. Nada grave, espero, porque la moral está alta y las pilas están cargadas.

¿No te lo crees?.¿Qué mande una foto?. Ahí queda eso...

martes, 23 de agosto de 2011

Adaptación

Me las prometía muy felices después de los buenos entrenamientos en vacaciones. Si bien es verdad que en la última semana lo mucho que corría ya no compensaba lo mucho que comía.

Volvía con la intención de empezar con uno de esos planes de Jack. Listo para la acción.
Pero...

 Si a los 33 grados- a las 10 de la noche- que vivíamos la semana pasada les añadíamos la altura pues iba a ser que no. De vuelta a ritmos de tortuga. Casi un minuto más en unos días.

Toca adaptarse. A todo: Al calor, a la altura, al trabajo, a los horarios y a un peso que no era el adecuado para correr. De hecho esta semana investigo si un corredor puede morir de una sobredosis de brécol.

jueves, 4 de agosto de 2011

Día de niebla

Me gustan los días de niebla.

Si a las condiciones perfectas de pendiente, temperatura y nivel del mar le añadimos que no me da el sol, entonces, y sólo a veces, me sale un rodaje a 4´57´´ durante 7 kilómetros. Y digo rodaje porque las pulsaciones se mantuvieron a 153 ppm de media.

¡Vale!. No eran constantes, y si hubiera seguido corriendo la media sería más alta, pero todo lo que no pase de 155 cuenta como rodaje porque las reglas las hago yo.

En el ipod: Cometas en el cielo.

lunes, 1 de agosto de 2011

Julio en revisión

Termina el mes de Julio y me deja un record de kilómetros, si de ese mes hablamos: 145,8 Km muy repartidos con muchas salidas cortas. La semana pasada fueron seis días normalmente de siete y llegando a nueve.

A pesar de lo que engullo el ritmo de crucero que quería ya lo tengo. Esto es: 5´15´´ a 155 ppm. Eso sí, circuito llano, al borde del mar, temperatura perfecta y, sólo a veces, no demasiada gente.

Como siempre con un libro en el ipod. Esta vez Otlander que se me está haciendo un poco largo. En papel uno que sí recomiendo: Todo importa de Ron Currie.

miércoles, 27 de julio de 2011

Corriendo mucho poquito a poco

Estoy de vacaciones e intento no tomarme nada demasiado en serio. Algo saludable que debería hacer durante el resto del año.

Si de correr hablamos cumplo con ello y  mi plan de vacaciones se limita a muchas salidas pero cortas. Estoy haciendo sólo siete kilómetros pero disfrutándolos mucho. Lo justo para que al día siguiente no me de demasiada pereza empezar la mañana vestido de corto.

No he vuelto a intentar ir a ritmos de umbral pero voy mejorando poco a poco en ritmos de 5´10- 5´15´´ ya por debajo de las 155 ppm.
¡Ah!. La segunda razón para salir a correr es digerir la comida del día anterior. Hoy cuarto día consecutivo.

lunes, 25 de julio de 2011

Hola.¿Cómo estamos?.

Se acabó el plan de la vaca y es hora del análisis y de empezar un nuevo plan.
En el último día, la reválida para ver cómo estaba realmente. Aprovechando que ya estaba a nivel del mar y en circuito completamente llano.

Siete kilómetros a 4´55´´. No está mal cuando hace tres semanas iba un minuto más "feliz".
He adelantado a tres corredores. Uno se resistió pero no lo valió de mucho. Cierto es que iba a ritmo de umbral.

Me había propuesto cinco días a la semana y me he quedado en unos 5,4,4 con una salida en bici. Lo de perder peso como que no, pero no me he pesado. Algo mejor creo.

Empiezo un nuevo plan mucho más convencional. La fase uno de JD.
Mañana más pero más lento. Sigo con ganas.

jueves, 21 de julio de 2011

Entre records hubo un Pocoyó

La definición es perfecta y el autor es el siempre inspirado RA.
Hay un ritmo por debajo del trote cochinero y lo llama hacer un Pocoyó. No hay más que ver al cabezón personaje ,corriendo, para ver lo adecuado del concepto.

Pues bien. Llegó el primer Pocoyó desde que empecé el plan de la vaca.Y es que tengo una semana con más compromisos que un ministro y he tenido que salir a correr a deshora. El Lunes carrera a las nueve de la noche a 5´19´´. El Martes el Pocoyó: Circuito habitual, otra vez las nueve y ritmo de  5´58´´. Y lo que es peor, llegué más cansado que los días anteriores. Pero me vengué.

El miércoles me levanté a las siete y a las siete y diez ya estaba corriendo. Me debí despertar a eso de las siete y cuarto pero en mi sueño salí corriendo como un desgraciado. Nuevo record en el circuito habitual con un ritmo de 5´10´y algunos kilómetros por debajo de cinco.

lunes, 18 de julio de 2011

La adivina

Existen y ahora lo sé. Y lo sé porque este Sábado me encontré con una. ¿O debería decir que ella me encontró a mi?. No, no era una de esas brujas que compiten con la teletienda.
Y tampoco fue en un escenario de cuento ya que soy poco dado a visitar cementerios y bosques oscuros. Me la encontré haciendo la compra. Y allí, cuando estaba acabando de llenar mi carro, hizo su predicción y me dijo: Te vas a dejar los huevos.

Y así fue. Esa misma tarde me llamo mi amigo el ciclista para hacer un Viñuelas. Y claro, me caí.
Un porrazo fuerte en la rodilla que creo que no será nada pero que por ahora ya me ha impedido doblar el Domingo.

jueves, 14 de julio de 2011

Si es que me provocáis

El hacha de guerra estaba enterrada desde ya hace mucho tiempo. Pero ha sido empezar el plan de la vaca y han bastado alusiones y comentarios para que, casi sin querer, me vea en Julio corriendo con "el cuchillo" en los dientes.

Hoy, y sí que no me lo esperaba, un poquito más rápido que ayer. 5´21´´ en el circuito ya habitual que es bastante durillo tanto para subirlo como para bajarlo. Tiene una cuesta abajo que no hay manera de bajarla deprisa. Así de empinada es.

En diez días (siete sesiones) treinta segundos menos el kilómetro. Cuando llegue a la playa voy a volar/rodar en el llano paseo.

miércoles, 13 de julio de 2011

Un día estupendo para correr. Saga de la vaca y la piscina

Hoy el calor nos dio una tregua y salí motivado para lo que podía ser una buena carrera. Sabía que estaba motivado porque ya había hecho el recorrido en mi cabeza en alguno de los momentos- tensos- del día.

Y, aunque no noté tan bien las piernas como el último día - cada vez que descanso peor- por fin me ha salido un rodaje por debajo de los cinco minutos y medio el kilómetro: 5´24´´ por un circuito que es duro sobre todo al final y al que he convertido en el habitual mientras los días sean largos.

Libro raro en las orejas: El día de los trífidos. Ciencia ficción de los años cincuenta. No es muy largo así que habrá que empezar con otros pronto. En papel le ha llegado el turno al tan esperado Dance with dragons.

lunes, 11 de julio de 2011

Hola. ¿Y tú quién eres?.

Sería una buena pregunta si no fuera porque era yo el que llamaba al call center después de haber perdido,  bloqueado y encontrado (en ese orden) mi móvil.

Yo soy el el qué, a las nueve de la noche y con treinta y dos grados salió a correr a un ritmo de 5´37´´ y se quedó cansado pero contento. Podría haberle dicho.

Yo soy el qué, ha conseguido, tras un minuto hablando con un robot, que me pasen contigo. Y no somos muchos por lo que veo. Le dije.

domingo, 10 de julio de 2011

Saca a la vaca de la piscina... (4y5)

Voy a tener que patentar el plan. Ha sido empezar y el cuerpo ha empezado a reaccionar. Si el Jueves iba a 5´43 el Sábado el ritmo fue ya de 5´37´´. No se quedo ahí la cosa, hoy Domingo por la mañana alcancé una media de 5´33´´, que ya me parece bastante decente. 17 segundos menos en una semana.

Y lo que es mejor, con muchas ganas de correr y sin forzar nada. Hoy las pulsaciones se mantuvieron bajas a 151.

Ya, lo pongo para no dejar dudas. Es un perfil algo más fácil que el de principio de semana pero también tiene sus cuestas.

viernes, 8 de julio de 2011

Y al tercer día volaba.

Ayer hacía un día estupendo para correr con sólo 26 grados cuando pude salir.
No pensaba forzar después de las palizas de los dos días anteriores, pero las buenas sensaciones se apoderaron de mi, y salí volando a una media de 5´43´´ que, aunque no lo creáis es 1 segundo más rápido que el día anterior.

La vaca está saliendo de la piscina, la noto con ganas aunque remolonee. A perdido un kilo que era lo previsto y está pensando en dedicarse a ésto.

Dos días más para completar la semana uno del COW.

martes, 5 de julio de 2011

Plan. Capitulo 2. The cow revenge

Espoleada por los -amables- comentarios de sus amigos, la vaca que ríe ha salido disparada, a pesar de los 31 grados, al insospechado ritmo de 5´44´´ el kilómetro.

¿Qué dicen ahora los de los 5´50´´?. El club de fans del chandal del carrefour tiene que bajar la cabeza ante el insospechado alarde. Eso sí, hubo que pagar el peaje de unas pulsaciones de 151, que son tres más que ayer. Si es que me pierden la adrenalina y la velocidad.

Pude soportar las brutales sensaciones gracias al libro que iba leyendo. En este caso la caída de Hyperion.

Mañana descanso en el plan que ya van tres días seguidos. Seguiremos informando.

lunes, 4 de julio de 2011

Plan: "Saca a la vaca de la piscina en tres semanas"

Un plan tiene que tener un nombre claro y descriptivo, una duración determinada y unos objetivos definidos.

Pues bien los objetivos para poder sacar a la vaca de la piscina son:
- Correr quince días en tres semanas con un mínimo de siete kilómetros por día.
-El último día debo de correr diez segundos el kilómetro más rápido con las mismas pulsaciones.
- La vaca debería perder tres kilos en el proceso.

Las cosas claras. El primer día así estamos: 5´50´´ y 149 pulsaciones. Diré en mi descarga que me tuve que parar a abrochar las zapatillas. Y eso son unos trescientos metros frenando para detener el bólido a ese ritmo brutal.
Prometo contarlo y ser duro con la vaca.

viernes, 1 de julio de 2011

Tengo que empezar un plan

Oxidado, me he oxidado.
Y es que me pasa algo que no sé si es muy común. Cuanto más descanso más me chirría el cuerpo. Me explico: Llevaba una temporada con molestias varias: Que sí un dolorcillo al levantarme en los aquiles, que si una rodilla, que si la contractura de la espalda, que si un tirón muscular en el momento menos pensado...

Ayer salí a correr. 32 grados, despacio. Sintiendo el chandal. Somos uno solo. Mi simbionte del carrefour no sé que me aporta pero yo le aporto verguenza.

Pues bueno, tras siete kilómetros dejando babas por el carril bici hoy ya no me duele nada.
Pero sé que si hoy no corro, mañana, cuando me levante, me estarán esperando los heraldos de la ancianidad.  Y es que o lo muevo o se me oxida.

jueves, 16 de junio de 2011

Soy un jogger

Tres amigos recorren las calles a paso lento.
El chandal del carrefour, mi libro y mis plantillas salen, cuatro veces en semana, a recorrer siete kilómetros a ritmos sorprendentes.

Se acabaron los esfuerzos, los dolores y las pulsaciones altas. Y llagaron el calor, compañeros de viaje curiosamente vestidos y , sobre todo, la felicidad de correr por correr.

Hacia tiempo que no disfrutaba tanto.

Sólo queda un objetivo: Salir a correr y establecer otra vez una rutina. Ya vendrá  Septiembre y vestiremos de otra cosa al animal.

lunes, 6 de junio de 2011

Plantillas nuevas

Ya han llegado mis plantillas nuevas.
Con su montecito en el medio para que se apoye mi arco pronunciado y con su amortiguación extra para la fascia, pero sin ese nosequé que tenían las viejas, que ya tenían su huella incorporada.
Nada dura para siempre.

Toca otra vez adaptarse. Espero que esta vez sea rápido. Si Thor lo permite mañana las pruebo.

miércoles, 1 de junio de 2011

domingo, 22 de mayo de 2011

El hombre que subió una quedada y bajó hecho polvo.

Este can ha estado un par de semana lamiéndose las heridas. Que si masaje para la contractura de la espalda, que si plantillas nuevas, que si descanso. Total que no he corrido nada en tres semanas. Así que volvía a lo grande: Una quedada de las de Rafa.

Y hablando de Rafas, unas palabras para el "otro" Rafa. Ya te he perdonado que me robaras la sudadera. Vuelve. No te escondas.
Me presenté en Soto con dos fichajes que llevé engañados: Sergio y Eynar. Pero el primer engañado era yo mismo. No hay como pensar que sigues en la misma forma que hace un mes.
Subí y bajé apretando los dientes porque si no sabía que me comían las moscas. Los buitres de la sierra todavía están salivando.

Gran sitio para correr si te gustan los circuitos duros. A ver si voy encontrando la rutina y repito.
Las quedadas siguen adelante. Nuevos fichajes y otros que se quedan en la recámara. Una experiencia que no te puedes perder.  Aquí las fotos de los que tenían más fuerzas.


martes, 10 de mayo de 2011

El extraño caso del corredor que leía por las orejas

Vale. Me voy a poner friky. Ya me pongo yo solito la foto del comandante.

Os voy a hacer una confesión. Desde hace un tiempo leo por las orejas. Ya sé que no son formas pero no he encontrado otra forma de compatibilizar dos de mis aficiones que son correr y leer.

Llevaba un tiempo siguiendo los programas que convertían los textos en mp3. Muchos de ellos pensados para ayudar a personas invidentes.

De un tiempo a esta parte los programas han mejorado mucho.
Es cierto que nunca tendrán una entonación perfecta pero, la utilización de voces de actores ha conseguido que el resultado sea cuando menos interesante.

Sé que lo bueno y lo mejor se llevan a palos pero lo de leer al lado de la chimenea no casa con lo de correr. No hay tiempo para más y así he vuelto a la media de un libro a la semana.

El programa que estoy usando se llama Dspeech. Puede convertir en mp3 tanto docs como pdfs.
Es importante escoger una buena voz. Para eso tenéis que buscar : voces de Loquendo. Se están utilizando ya en muchos videos de Youtube. Os recomiendo la voz que se llama Jorge.

Si a alguno le interesa y necesita más información que pregunte.
Y es que hacía tiempo que no os contaba una cosa de estas raras.

Para muestra un botón:



lunes, 9 de mayo de 2011

Grietas

Aparecen las grietas cuando menos se las esperaban.
Ya una semana antes de mapoma empezó a molestar una contractura en la espalda. No me impedía correr y no le hice mucho caso. Lejos de mejorar me recuerda cada mañana que necesita mi atención.
El jueves masajista.

Pero el que ya no esperaba, el viejo enemigo traicionero, ha llegado de repente. La tendinitis de los aquiles se presenta sin justificación y sin entrada.
Momento para comprobar que las plantillas de han quedado planas. Cita en el plantillero en dos semanas.

Y mientras poco correr. Y es que cuando me duele algo no disfruto y no hay razones para forzar. Pero ganas tengo.

jueves, 28 de abril de 2011

Vuelta y vuelta

Compañeros,

Dentro de las obligaciones del corredor blogero está la de volver después de una maratón y además contarlo.
No sin cierto retraso os cuento que he vuelto a correr.

Todo sigue en su sitio. De hecho algunas cosas han crecido. Eso es debido a que correr maratones me da hambre. He pasado una semana en Galicia y me he comido todo lo que había en las rocas menos un turista japonés y una gaviota.

Recordándome a mi mismo que casi fue capaz de correr 35 kilómetros a 5´15 sin esfuerzo he obligado al gordo a correr a ritmos próximos a 5. Lo he hecho durante cinco kilómetros a 5´03 más dos de calentamiento y dos de enfriamiento.

Dentro de las obligaciones del corredor bloguero está la de asistir a las quedadas de corredores como las que organiza Rafa. Es más, sobre todo las que organiza Rafa, que son muy apañadas. Rafa, el de Canalillo Garden, ese corredor que hace 3h 37´ en Mapoma y pone la misma cara de esfuerzo que el que pasea por la playa.
 

lunes, 18 de abril de 2011

Mapoma 2011. Una pequeña crónica.

Como muchos de vosotros, tengo con Mapoma una relación de amor-odio.

Si para correr no estoy bien diseñado la cosa se pone peor cuando se trata de correr 42 kilómetros acabando cuesta arriba y al sol.
Así que ayer, la vieja traidora y yo, nos disputábamos el desempate tras seis encuentros anteriores donde ella ganó tres veces y yo otras tantas.

En estos años yo me he hecho mayor y ella pequeña. Como a los dos nos duele no le diré que cada vez tiene menos animación, menos detalles y menos imaginación. Como ella no habla no me dirá lo que ya no tengo pero seguro que me la guarda.

No podía perder. El viejo perro le ganó la partida a la hembra de la especie sabiendo en todo momento que había tras cada curva y a que ritmo había que correrla. Salí con mi compañero Rafa corriendo entre 5´ y 5´ 10 hasta llegar a la casa de campo. Allí noté que el ritmo de cinco treinta en la subida del lago era ligeramente más rápido de lo que debía. Y le pedí que se fuera. Hay peleas que es mejor ganarlas solo. Y allí intentó darme con todo, pero era lo de siempre, nada nuevo.

Durante cinco kilómetros estuve a cincuenta metros de Rafa y eso me daba moral. Tanta que estuve a punto de cometer el error de sprintar y reunirme con el. Hubiera sido un error. El dolor de piernas a partir del treinta y cinco de volvió difícil de aguantar y me fui a seis el kilómetro. Pero era tarde para Mapoma. Otros años me tuve que arrastrar casi quince insoportables kilómetros. Hacer siete a ese ritmo no fue más que una broma. Sabía que no me pararía (salvo en los avituallamientos para no empaparme con el dichoso vasito de isotónica). En el camino final saludé a muchos amigos (gracias por la foto Javier).Y entré en 3H 51´11´´ de la mano de mi hija. Menos emoción, más control. Y es que antes de la carrera le dije a Rafa que iba a hacer 3h 50´.

En mi día de recuperación me encuentro con ganas de seguir corriendo esta temporada. La sensación es de no estar al final. Ni me has tocado.