Seguidores

miércoles, 27 de julio de 2011

Corriendo mucho poquito a poco

Estoy de vacaciones e intento no tomarme nada demasiado en serio. Algo saludable que debería hacer durante el resto del año.

Si de correr hablamos cumplo con ello y  mi plan de vacaciones se limita a muchas salidas pero cortas. Estoy haciendo sólo siete kilómetros pero disfrutándolos mucho. Lo justo para que al día siguiente no me de demasiada pereza empezar la mañana vestido de corto.

No he vuelto a intentar ir a ritmos de umbral pero voy mejorando poco a poco en ritmos de 5´10- 5´15´´ ya por debajo de las 155 ppm.
¡Ah!. La segunda razón para salir a correr es digerir la comida del día anterior. Hoy cuarto día consecutivo.

lunes, 25 de julio de 2011

Hola.¿Cómo estamos?.

Se acabó el plan de la vaca y es hora del análisis y de empezar un nuevo plan.
En el último día, la reválida para ver cómo estaba realmente. Aprovechando que ya estaba a nivel del mar y en circuito completamente llano.

Siete kilómetros a 4´55´´. No está mal cuando hace tres semanas iba un minuto más "feliz".
He adelantado a tres corredores. Uno se resistió pero no lo valió de mucho. Cierto es que iba a ritmo de umbral.

Me había propuesto cinco días a la semana y me he quedado en unos 5,4,4 con una salida en bici. Lo de perder peso como que no, pero no me he pesado. Algo mejor creo.

Empiezo un nuevo plan mucho más convencional. La fase uno de JD.
Mañana más pero más lento. Sigo con ganas.

jueves, 21 de julio de 2011

Entre records hubo un Pocoyó

La definición es perfecta y el autor es el siempre inspirado RA.
Hay un ritmo por debajo del trote cochinero y lo llama hacer un Pocoyó. No hay más que ver al cabezón personaje ,corriendo, para ver lo adecuado del concepto.

Pues bien. Llegó el primer Pocoyó desde que empecé el plan de la vaca.Y es que tengo una semana con más compromisos que un ministro y he tenido que salir a correr a deshora. El Lunes carrera a las nueve de la noche a 5´19´´. El Martes el Pocoyó: Circuito habitual, otra vez las nueve y ritmo de  5´58´´. Y lo que es peor, llegué más cansado que los días anteriores. Pero me vengué.

El miércoles me levanté a las siete y a las siete y diez ya estaba corriendo. Me debí despertar a eso de las siete y cuarto pero en mi sueño salí corriendo como un desgraciado. Nuevo record en el circuito habitual con un ritmo de 5´10´y algunos kilómetros por debajo de cinco.

lunes, 18 de julio de 2011

La adivina

Existen y ahora lo sé. Y lo sé porque este Sábado me encontré con una. ¿O debería decir que ella me encontró a mi?. No, no era una de esas brujas que compiten con la teletienda.
Y tampoco fue en un escenario de cuento ya que soy poco dado a visitar cementerios y bosques oscuros. Me la encontré haciendo la compra. Y allí, cuando estaba acabando de llenar mi carro, hizo su predicción y me dijo: Te vas a dejar los huevos.

Y así fue. Esa misma tarde me llamo mi amigo el ciclista para hacer un Viñuelas. Y claro, me caí.
Un porrazo fuerte en la rodilla que creo que no será nada pero que por ahora ya me ha impedido doblar el Domingo.

jueves, 14 de julio de 2011

Si es que me provocáis

El hacha de guerra estaba enterrada desde ya hace mucho tiempo. Pero ha sido empezar el plan de la vaca y han bastado alusiones y comentarios para que, casi sin querer, me vea en Julio corriendo con "el cuchillo" en los dientes.

Hoy, y sí que no me lo esperaba, un poquito más rápido que ayer. 5´21´´ en el circuito ya habitual que es bastante durillo tanto para subirlo como para bajarlo. Tiene una cuesta abajo que no hay manera de bajarla deprisa. Así de empinada es.

En diez días (siete sesiones) treinta segundos menos el kilómetro. Cuando llegue a la playa voy a volar/rodar en el llano paseo.

miércoles, 13 de julio de 2011

Un día estupendo para correr. Saga de la vaca y la piscina

Hoy el calor nos dio una tregua y salí motivado para lo que podía ser una buena carrera. Sabía que estaba motivado porque ya había hecho el recorrido en mi cabeza en alguno de los momentos- tensos- del día.

Y, aunque no noté tan bien las piernas como el último día - cada vez que descanso peor- por fin me ha salido un rodaje por debajo de los cinco minutos y medio el kilómetro: 5´24´´ por un circuito que es duro sobre todo al final y al que he convertido en el habitual mientras los días sean largos.

Libro raro en las orejas: El día de los trífidos. Ciencia ficción de los años cincuenta. No es muy largo así que habrá que empezar con otros pronto. En papel le ha llegado el turno al tan esperado Dance with dragons.

lunes, 11 de julio de 2011

Hola. ¿Y tú quién eres?.

Sería una buena pregunta si no fuera porque era yo el que llamaba al call center después de haber perdido,  bloqueado y encontrado (en ese orden) mi móvil.

Yo soy el el qué, a las nueve de la noche y con treinta y dos grados salió a correr a un ritmo de 5´37´´ y se quedó cansado pero contento. Podría haberle dicho.

Yo soy el qué, ha conseguido, tras un minuto hablando con un robot, que me pasen contigo. Y no somos muchos por lo que veo. Le dije.

domingo, 10 de julio de 2011

Saca a la vaca de la piscina... (4y5)

Voy a tener que patentar el plan. Ha sido empezar y el cuerpo ha empezado a reaccionar. Si el Jueves iba a 5´43 el Sábado el ritmo fue ya de 5´37´´. No se quedo ahí la cosa, hoy Domingo por la mañana alcancé una media de 5´33´´, que ya me parece bastante decente. 17 segundos menos en una semana.

Y lo que es mejor, con muchas ganas de correr y sin forzar nada. Hoy las pulsaciones se mantuvieron bajas a 151.

Ya, lo pongo para no dejar dudas. Es un perfil algo más fácil que el de principio de semana pero también tiene sus cuestas.

viernes, 8 de julio de 2011

Y al tercer día volaba.

Ayer hacía un día estupendo para correr con sólo 26 grados cuando pude salir.
No pensaba forzar después de las palizas de los dos días anteriores, pero las buenas sensaciones se apoderaron de mi, y salí volando a una media de 5´43´´ que, aunque no lo creáis es 1 segundo más rápido que el día anterior.

La vaca está saliendo de la piscina, la noto con ganas aunque remolonee. A perdido un kilo que era lo previsto y está pensando en dedicarse a ésto.

Dos días más para completar la semana uno del COW.

martes, 5 de julio de 2011

Plan. Capitulo 2. The cow revenge

Espoleada por los -amables- comentarios de sus amigos, la vaca que ríe ha salido disparada, a pesar de los 31 grados, al insospechado ritmo de 5´44´´ el kilómetro.

¿Qué dicen ahora los de los 5´50´´?. El club de fans del chandal del carrefour tiene que bajar la cabeza ante el insospechado alarde. Eso sí, hubo que pagar el peaje de unas pulsaciones de 151, que son tres más que ayer. Si es que me pierden la adrenalina y la velocidad.

Pude soportar las brutales sensaciones gracias al libro que iba leyendo. En este caso la caída de Hyperion.

Mañana descanso en el plan que ya van tres días seguidos. Seguiremos informando.

lunes, 4 de julio de 2011

Plan: "Saca a la vaca de la piscina en tres semanas"

Un plan tiene que tener un nombre claro y descriptivo, una duración determinada y unos objetivos definidos.

Pues bien los objetivos para poder sacar a la vaca de la piscina son:
- Correr quince días en tres semanas con un mínimo de siete kilómetros por día.
-El último día debo de correr diez segundos el kilómetro más rápido con las mismas pulsaciones.
- La vaca debería perder tres kilos en el proceso.

Las cosas claras. El primer día así estamos: 5´50´´ y 149 pulsaciones. Diré en mi descarga que me tuve que parar a abrochar las zapatillas. Y eso son unos trescientos metros frenando para detener el bólido a ese ritmo brutal.
Prometo contarlo y ser duro con la vaca.

viernes, 1 de julio de 2011

Tengo que empezar un plan

Oxidado, me he oxidado.
Y es que me pasa algo que no sé si es muy común. Cuanto más descanso más me chirría el cuerpo. Me explico: Llevaba una temporada con molestias varias: Que sí un dolorcillo al levantarme en los aquiles, que si una rodilla, que si la contractura de la espalda, que si un tirón muscular en el momento menos pensado...

Ayer salí a correr. 32 grados, despacio. Sintiendo el chandal. Somos uno solo. Mi simbionte del carrefour no sé que me aporta pero yo le aporto verguenza.

Pues bueno, tras siete kilómetros dejando babas por el carril bici hoy ya no me duele nada.
Pero sé que si hoy no corro, mañana, cuando me levante, me estarán esperando los heraldos de la ancianidad.  Y es que o lo muevo o se me oxida.