Seguidores

martes, 15 de enero de 2013

Cambio de planes

Llegó un día en el que ya no tenía fuerzas y desconecté. El corazón no quería correr sino trotar y evadirse. Y las ganas daban para salir sin pedirme nada y disfrutar de cada día.

Algo se había ido y ya no estaba. No puedo explicarlo bien, pero por cerca que estuvieran esos objetivos de carreras rápidas, ya no tenía sentido.
No sólo eso, mi cabeza los hacía inalcanzables.

Y corrí, y corrí y me fui curando poco a poco. Y seguí desconectado hasta saber que algo volvía a nacer. Tendré que alimentarlo porque todavía no es fuerte pero ya puedo buscar otra vez un objetivo.

He empezado a preparar otra maratón. Otra vez Madrid. Otra vez le pediré a mi corazón un poquito más y otra vez os lo podré ir contando. Paso a paso. Como vosotros y yo sabemos.